2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

Divorcio

Uno o ambos cónyuges según sea el caso.

La Ley de Matrimonio Civil, contempla tres categorías de divorcio:

A.-Divorcio mutuo. Ambos cónyuges de mutuo acuerdo pueden solicitar el divorcio. En estos casos, la ley exige que haya transcurrido, por lo menos, un año desde que cesó la vida en común (separación), lo cual se debe acreditarse en el juicio. 

B.-Divorcio Unilateral (por cese de convivencia). Si sólo uno de los cónyuges quiere solicitar el divorcio, no estando el otro cónyuge de acuerdo (por la razón que sea) puede demandarse el divorcio de manera unilateral. Para ello debe probar que ha transcurrido, a lo menos, tres años desde el cese de la convivencia (separación). 

C.- Divorcio por Culpa. La ley contempla además el divorcio por culpa de uno de los cónyuges. Este divorcio puede demandarse de inmediato, sin el transcurso del plazo, si es que se configura la causal.

La casual de este tipo de divorcio es la violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común y se incluye aquí la infidelidad, el abandono, el alcoholismo, la drogadicción, entre otros.

Los Tribunales de Familia exigen abogados para la tramitación de un divorcio.

Si es que no cuenta con los recursos económicos para contratar un abogado puede acercarse a la Corporación de Asistencia Judicial de su comuna para que asuman su representación de manera gratuita o a las clínicas jurídicas de las escuelas de derechos con las que cuentan algunas universidades.

Antes de iniciar los trámites del divorcio hay que verificar que se tengan los años de cese de convivencia que exige la ley dependiendo del procedimiento. En caso del divorcio culposo será necesaria la asesoría de un abogado para determinar si la conducta del otro cónyuge tiene cabida dentro de los presupuestos establecidos para ello.

Respecto a los años de cese de matrimonio hay que considerar la fecha del matrimonio, ya que los celebrados después del 17 de noviembre de 2004 solo podrán acreditar los años de cese de convivencia con los siguientes documentos:

a) escritura pública, o acta extendida y protocolizada ante notario público;

b) acta extendida ante un Oficial del Registro Civil, o

c) transacción aprobada judicialmente.

d) notificación de la demanda que regule cualquiera de estas materias: los alimentos que se deban los cónyuges, los bienes familiares o las materias vinculadas al régimen de bienes del matrimonio; o las relaciones con los hijos, como los alimentos, el cuidado personal o la relación directa y regular que mantendrá con ellos el padre o madre que no los tuviere bajo su cuidado.

Por el contrario, los matrimonios celebrados antes de esa fecha podrán usar cualquier medio de prueba para acreditar el cese (el más habitual son los testigos).

Los derechos y obligaciones existentes entre padres e hijos no se ven alterados por el divorcio, un padre tiene obligaciones y derechos con sus hijos sin importar el estado civil de las partes 

Si es que los cónyuges tienen hijos menores de edad, al momento de tramitar su divorcio, la ley exige que se vele por sus derechos. Es así como la ley obliga a los cónyuges que desean tramitar un divorcio de mutuo acuerdo a presentar un acuerdo regulador de relaciones mutuas de cuidado personal, relación directa y regular y alimentos respecto de sus hijos menores de edad. Si el divorcio es unilateral, puede demandarse la regulación de estos temas en el mismo juicio.

La Ley de Matrimonio Civil contempla tres categorías de divorcio:

A.-Divorcio acordado. Si ambos cónyuges creen que no es posible continuar su matrimonio pueden, de mutuo acuerdo, solicitar el divorcio. En estos casos, la ley exige que haya transcurrido, por lo menos, un año desde que cesó la vida en común (separación), lo cual se debe acreditarse en el juicio. 

B.-Divorcio Unilateral (por cese de convivencia). Si sólo uno de los cónyuges quiere solicitar el divorcio, no estando el otro cónyuge de acuerdo (por la razón que sea), puede demandarse el divorcio de manera unilateral. Para ello debe probar que ha transcurrido, a lo menos, tres años desde el cese de la convivencia (separación). Para mayor información ver preguntas de divorcio unilateral.

C.- Divorcio por Culpa. La ley contempla una especie de divorcio unilateral que no requiere de un tiempo de separación y que es el divorcio por culpa de uno de los cónyuges. Este divorcio puede demandarse de inmediato, sin transcurso de tiempo, si es que se configura la causal. 

La casual de este tipo de divorcio es la violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común y se incluye aquí la infidelidad, el abandono, el alcoholismo, la drogadicción, entre otras (Para mayor información ver preguntas de divorcio unilateral). 

Debemos distinguir: 

1.- En el caso de los hombres, una vez inscrito el divorcio en el Registro Civil puede volver a casarse de inmediato.

2.- En el caso de las mujeres existe en el artículo 128 de Código Civil, que tiene por objeto evitar confusión de paternidades y dispone que la mujer que se divorcia debe esperar nueve meses (270 días) para volver a casarse. En todo caso, la misma ley permite rebajar el plazo si se probaré que no está embarazada. Esto se hace mediante un certificado médico que acredita que no está embarazada, que se presenta ante un juez, quien autoriza contraer el matrimonio mediante una sentencia judicial.

WhatsApp chat