Tips para analizar las propuestas bancarias frente a la crisis sanitaria:

En Defensa Deudores sabemos que enfrentamos momentos difíciles. Por la pandemia del COVID-19, los bancos han informado de alternativas para los clientes que tienen problemas para cumplir con sus compromisos financieros, considerando a empresas y a personas.
 
“No debemos olvidar que tener deudas no implica perder nuestros derechos y que los consumidores pueden buscar la mejor alternativa. Frente al sobreendeudamiento existen opciones para salir adelante”, comenta el abogado fundador de Defensa Deudores Ricardo Ibáñez.
 
Por eso queremos orientarte y entregarte algunas recomendaciones para que evalúes si lo que te ofrecen realmente puede ser una ayuda para tu situación económica:  
 
-Tener claro lo que pagará: Los consumidores financieros tienen derecho a recibir información veraz sobre cuál es el costo total de un crédito, la tasa de interés que se aplica y otros gastos asociados que se sumen a la deuda total.
 
  
-El tiempo de la cotización: Al consultar por un crédito debe recibir una cotización que legalmente cuenta con una validez de 7 días.  
 
-Revisar la letra chica: Antes de firmar cualquier documento y aceptar alguna de las opciones que le da su banco es fundamental tomarse el tiempo para leer en detalle lo que aceptaremos. Por ejemplo, tener claro que los únicos seguros obligatorios son el de incendio y el de desgravamen para los créditos hipotecarios. 
 
-No se quede solo con su banco: A pesar de que tengas dificultades económicas no está obligado a aceptar lo que su banco le ofrece. Como consumidor financiero tiene derecho a cotizar en otras entidades y buscar la alternativa que le resulte más conveniente. Al menos cotice con tres entidades financieras diferentes y guarde cada una de las cotizaciones.
 
– Saber qué implica reprogramar y refinanciar: Varias entidades financieras han propuesto a sus clientes la opción de reprogramar o de refinanciar sus créditos, lo que se traduce en buscar nuevas condiciones de pago. Sin embargo, hay que tener cuidado y analizar bien si esta alternativa resulta similar a repactar, es decir, cuando se generan nuevas, pero peores condiciones de pago, porque aumenta el capital adeudado, sube la tasa de interés y se extienden los meses para cumplir con el pago de la deuda. 
 
 
-Cuidado con los meses de gracia: Uno de los conceptos que más se han escuchado por estos días tiene relación con los meses de gracia. Esto quiere decir que la persona que tiene la deuda o tomará un crédito puede aplazar el pago de una o más cuotas. Puede parecer un alivio para el bolsillo, sin embargo, esta alternativa suele estar asociada al pago de intereses y por ende puede significar un mayor costo. 
 
-Ojo con el pago mínimo: Cuando no es posible cubrir el total facturado de la tarjeta de crédito las personas para evitar entrar en morosidad realizan el pago mínimo. Esta alternativa implica el gran pago de interés: si se termina recurriendo siempre a ella el pago total de la deuda podría extenderse por mucho tiempo. 
 
También, debe analizarse con cuidado esta opción porque los bancos han anunciado Pago mínimo costo cero, pero eso no necesariamente implica que no existirán intereses asociados.  
  -Ley de Insolvencia y Reemprendimiento: Si no puede acceder a las opciones que ofrece la banca o no resulta conveniente hacerlo, podría evaluar otras alternativas, como Renegociar sus deudas. Este procedimiento lo puede efectuar ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir). Es gratuito y permite obtener mejores condiciones de pago a los acreedores.
WhatsApp chat